Los jardines de Japón

Desde hace más de trece siglos, los japoneses generan espacios para la meditación en comunión con la naturaleza a través de los jardines.

Los jardines japoneses representan el universo, su misión es transmitir vitalidad y tranquilidad al espíritu.Contemplar estos jardines provoca sensaciones encontradas, por un lado la laxitud del relajo y por otro esta la intensificación de la actividad nerviosa al escuchar el sonido de las cañas de bambú al moverse, o la caída de agua desde algún estanque.

El diseño de estos jardines sirve para percibir la realidad. No son jardines hechos para el paseo sino para el detenimiento, la meditación y contemplación, tal como que fuesen una pintura o escultura.

Los jardines japoneses se dividen en tres grupos, los de la casa de té, que tienen un acceso de piedras rodeado de elementos de la naturaleza; los jardines verdes que normalmente están en las grandes mansiones; y los jardines secos o de piedra, hechos de grava y piedra.

Los jardines secos de Kyoto, son muy difíciles de hacer. Estos jardines están hechos para la meditación, muchos están ubicados en los templos de Kyoto. Estos jardines destacan por su simpleza, el más conocido es el jardín seco del templo Ryon-ji.

Según algunos de los significados atribuidos a las rocas, estas representan a un tigre cruzando el rio con sus cachorros.

Los jardines en los hogares, quedan a la vista pero fuera de la casa, se caracterizan por ser asimétricos, como la propia naturaleza. El zen enseña al hombre que no esta completo sin la presencia de la naturaleza, que debe estar presente en todas partes para estar en equilibrio.

El zen tiene por fin entender la realidad no desde el pensamiento, sino desde la intuición pura. Para los japoneses, un jardín es hermoso cuando las hojas comienzan a marchitarse. El rastrilleo que se hace sobre estos jardines, simboliza las ondas que se producirían alrededor de una gota de agua que cae sobre un lago, alterando el estado de la superficie.

Los jardines de Japón

Deja un comentario