La carne más cara del mundo

Posiblemente hayáis oído hablar de la ternera de Kobe, exquisita carne, muy valorada gastronómicamente, que pasa por ser la más cara del mundo, ya que puede costar más de 200 euros el kilo.

Esta delicatessen proviene del buey Tajima, res de piel negra criado en algunas zonas rurales de Japón- concretamente de la denominación Kobe, que toma el nombre de la pequeña ciudad portuaria a orillas del Pacífico. 

La leyenda dice que las menos de trescientas granjas que crían auténtica ternera de Kobe siguen técnicas inventadas a principios del siglo XIX, que incluyen aspectos tan singulares como una dieta basada en forraje de primera, sake, y cerveza japonesa, que interactúa con el organismo con un resultado excepcional: una carne con un casi inexistente índice de grasa.Los bueyes reciben cada día un masaje relajante con la intención de conseguir un tono muscular óptimo, lo que redunda en una carne mucho más tierna que la de reses criadas con estrés. Pero no acaban aquí los privilegios de estas consentidas bestias, pues el mito también cuenta que reciben baños de sake esporádicamente, y cuando pastan en las verdes laderas de Kobe, las entretienen con música clásica. No hay datos sobre si prefieren la Pastoral de Beethoven o el Il Barbieri di Siviglia.

Por lo visto, la exportación es pequeña a causa de lo reducido de la producción y la amplia demanda interna, por lo que, lo que suele ofrecerse como ternera de Kobe, se cría en otras partes del mundo, siguiendo al dedillo las mismas técnicas -sobre todo en países como Nueva Zelanda, Australia, y Estados Unidos-, pero ésta se conoce como Kobe Style.

La carne más cara del mundo

Deja un comentario